MALENA BALLESTEROS 1973

Malena Ballesteros. Fuente: cortesía de Malena BallesterosArquitecta y docente, codirige el Estudio Ballesteros Arquitectos en Buenos Aires, especializado en vivienda, oficinas y proyectos urbanos.

Malena Ballesteros nació en Buenos Aires donde sus padres construyeron una casa cuando ella tenía 6 años. Cuenta que fue su primer contacto con una obra de arquitectura:

“recuerdo que era fantástico ver cómo iba creciendo y transformándose, ir descubriendo cómo poco a poco aparecían los espacios. Seguramente esa experiencia influyó de manera muy fuerte en mi interés por la disciplina”

Al terminar la educación secundaria estudiar arquitectura fue una de las dos opciones , junto con antropología, que le interesaban. Supo cuál carrera elegir cuando visitó la Universidad de Buenos Aires para solicitar los programas de estudio de ambas disciplinas, donde vio cómo los estudiantes trabajando en sus maquetas, dibujando y realizando entregas finales llenaban los patios de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU UBA). “Enseguida quise ser parte de eso” agrega Ballesteros.

Estudiando ahí, descubrió y valoró enormemente que la Facultad, a pesar de ser enorme y organizada en base a procesos burocráticos, era al mismo tiempo una institución plural y diversa por su condición de libre acceso y gratuidad.

Comenzó a trabajar tempranamente, siendo aún estudiante. Su primer lugar de trabajo fue el Departamento de Proyectos, de la Dirección General de Infraestructura Escolar del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (en el Departamento de Proyectos, Dirección General de Infraestructura, Mantenimiento y Equipamiento del Ministerio de Educación). Ahí estuvo involucrada en solucionar patologías edilicias, una materia que es poco abordada en la Universidad y que aprendió en esa Dirección junto con arquitectos muy experimentados en el área. Luego de recibirse de la UBA en 2003, siguió trabajando para el mismo departamento como arquitecta proyectista, hasta el año 2006.

De manera paralela a su trabajo en la gobernación, fue recibiendo poco a poco algunos encargos particulares. Fue esto, además de la obtención de buenos resultados en concursos arquitectónicos, lo que la impulsó a montar su propio estudio de arquitectura junto a su hermano Jerónimo Ballesteros en 2006: Estudio Ballesteros Arquitectos. Desde entonces se han dedicado al proyecto y construcción de viviendas y oficinas, y a la participación en concursos.

Algunas de sus obras recientes son la Casa Chivilcoy, en Floresta (2014); la Casa Baradero, en Baradero (2013); la Casa PH Lavallol, en Villa del Parque (2013), y la Casa Dorrego, en Bernal (2010), todas en la provincia de Buenos Aires. Algunos concursos en que el Estudio Ballesteros ha participado y obtenido reconocimiento del jurado son los certámenes de ideas para la Recualificación y nueva imagen urbana de la avenida Hipólito Yrigoyen y entorno / Puerta de acceso al Municipio de Avellaneda (1er lugar, 2016); para el Palacio Municipal Mar del Plata (3er. lugar, 2015); para el Edificio de oficinas y actividades complementarias para la Caja de Previsión Social para los Profesionales de las Ciencias Farmacéuticas – CAFAR (mención honrosa, 2015); para el Instituto Tecnológico Regional de Fray Bentos, Uruguay (2do. lugar, 2014); para la Biblioteca Central de Rosario (Mención de honor, 2010); y para la Ribera del Riachuelo y cabecera norte del transbordador Avellaneda (2do. lugar, 2009).

En su trabajo como arquitecta Malena Ballesteros se interesa particularmente por el desarrollo de un sistema de comprensión, proyección y representación de viviendas actualizadas a las demandas contemporáneas, sobre todo en una sociedad permeada por los ideales de la igualdad de derechos –en este caso espaciales– para las mujeres. Dice al respecto:

“creo que hoy para ser una mujer contemporánea es ineludible, casi una obligación, ser feminista, en un mundo en el cual los hombres dominan la mayoría de los espacios de poder, donde a través de su mirada se definen las prioridades y los asuntos de interés”.

En este sentido, expresa que le interesa especialmente el estudio de una nueva vivienda:

” … que pueda acoger las actuales formas de convivencia, donde ya no existan las jerarquías que establece el patriarcado y que contemple actividades que implican trabajar o recrearse dentro del hogar”.

Llevando estas mismas ideas a una noción ampliada de la sociedad, la arquitecta admite que se siente atraída por el estudio del problema de la flexibilidad y la indeterminación en la arquitectura doméstica:

“sobre todo en la vivienda colectiva, donde las configuraciones espaciales son muy rígidas, hiperdeterminadas, donde hay poco margen para la apropiación de los espacios por parte de los usuarios. Creo que las configuraciones arquitectónicas deben brindar la posibilidad de desarrollar actividades no previstas, que puedan variar y ser transformadas en el tiempo, que contemplen los modos de habitar contemporáneos, donde ya no existe una familia modelo, ideal”. 

“(…) es interesante detectar e intentar desactivar ciertos imaginarios colectivos que configuran necesidades o problemas que no surgen de una realidad externa o interna de las personas. Los modelos arquitectónicos tensionados por los imaginarios sociales recaen en estereotipos, conjeturan prejuicios estéticos, clichés, y promueven ciertas formas de habitar que devienen en prácticas automatizadas”.

En relación con este interés por el espacio habitacional, actualmente se encuentra cursando la Maestría en investigación proyectual de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, dirigida por el arquitecto Jorge Sarquis, en el cual se especializa en el estudio de la vivienda.

De forma paralela, Malena Ballesteros ha ejercido como profesora de taller en escuelas de arquitectura desde el 2009 hasta el presente, labor que ha desarrollado “con mucho placer”, en sus propias palabras. Primero fue ayudante segunda del taller de arquitectura de la Cátedra Solsona-Ledesma-Salama en la FADU UBA durante dos años, luego ayudante primera en la misma cátedra, durante cuatro años, y actualmenteayudante de grado en el taller de arquitectura de la Cátedra Silberfaden – Posik – Reynoso en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata.

Con respecto a su experiencia en la disciplina como mujer, Malena Ballesteros es optimista y cree que la mirada femenina es indispensable para repensar, sobre todo los programas de estudio de la arquitectura en las universidades, puesto que tienen más herramientas que los varones para pensar una arquitectura situada, que considere perspectivas plurales y menos sesgadas por paradigmas culturales que han sido establecidos, tradicionalmente, por un sistema patriarcal.

Más información
CurriculumVitae Malena Ballesteros
Estudio Ballesteros Arquitectos
Plataforma Arquitectura
Todas las citas están extraídas de la entrevista Entrevista Malena Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s